Inicio Información Microplásticos y nanoplásticos: Una amenaza para la salud cardiovascular

Microplásticos y nanoplásticos: Una amenaza para la salud cardiovascular

por Gustavo Villarrubia

Los microplásticos y nanoplásticos han emergido como una preocupación creciente tanto para el medio ambiente como para la salud humana. Su presencia generalizada en el ecosistema los convierte en una amenaza omnipresente. Un estudio reciente indica que los microplásticos y nanoplásticos son una amenaza para la salud cardiovascular.

Estos microscópicos fragmentos de plástico se encuentran en la cadena alimentaria, lo que significa que los ingerimos regularmente a través de los alimentos y el agua, así como mediante la inhalación o el contacto dérmico.

Investigaciones previas han confirmado su presencia en diversos tejidos humanos, desde la placenta hasta la leche materna, y estudios preclínicos han revelado su capacidad para dañar células vasculares y endoteliales en modelos experimentales.

Microplásticos en la leche materna humana

En un estudio publicado en junio del 2022, se analizaron mediante Raman Microspectroscopy muestras de leche materna humana recolectada de 34 mujeres y, por primera vez, se encontró contaminación con microplásticos en 26 de las 34 muestras.

Las micropartículas detectadas se clasificaron según su forma, color, dimensiones y composición química.

Los microplásticos más abundantes estaban compuestos por polietileno, cloruro de polivinilo y polipropileno, con tamaños que oscilaban entre 2 y 12 µm.

Se ha encontrado microplásticos en la leche materna en 26 mujeres en un estudio realizado sobre 34 madres.

Se llevaron a cabo análisis estadísticos para evaluar la relación entre los datos de microplásticos y los datos específicos de los pacientes, como la edad, el uso de productos de cuidado personal que contienen compuestos plásticos, y el consumo de pescado/mariscos, bebidas y alimentos en envases de plástico. Sin embargo, no se encontró una relación significativa, lo que sugiere que la presencia generalizada de microplásticos conlleva a una exposición humana inevitable.

Los análisis estadísticos para evaluar la relación entre los datos de microplásticos y hábitos de consumo no encontraron una relación significativa, lo que sugiere que la presencia generalizada de microplásticos conlleva a una exposición humana inevitable.

Investigaciones como estas, han alertado a toda la comunidad científica, y ha despertado el interés de conocer e investigar más, hasta donde llega en el ser humano tal contaminación plástica.

Los microplásticos y nanoplásticos son una amenaza para la salud cardiovascular

Un reciente estudio, de marzo del 2024 , publicado en “The New England Journal of Medicine” que ha llevado más de 4 años por un grupo de profesionales de la salud, liderados por el Dr. e investigador Raffaele Marfella profesor titular de Medicina Interna y director del Departamento de Ciencias Médicas y Quirúrgicas de la Universidad de Campania Luigi Vanvitelli, Nápoles – Italia. Exploró la posible relación entre la presencia de microplásticos y nanoplásticos en las placas de ateroma y el riesgo de eventos cardiovasculares y mortalidad.

Microplásticos y nanoplásticos en ateromas y eventos cardiovasculares

Se reclutaron a 304 pacientes de entre 18 y 75 años que se sometían a endarterectomía carotídea, un procedimiento para eliminar placas de ateroma y estenosis severa en las arterias carótidas. Posteriormente, se analizaron las placas de ateroma para detectar la presencia de microplásticos y nanoplásticos. Los resultados revelaron la presencia de estos residuos en 150 pacientes, principalmente en forma de polietileno y cloruro de polivinilo.

Los microplásticos y nanoplásticos son una amenaza para la salud cardiovascular. Presencia de MNPs en placas carotídeas.

Los microplásticos y nanoplásticos son una amenaza para la salud cardiovascular. Presencia de MNPs en placas carotídeas.

Seguimiento de los pacientes

Tras la intervención, 257 pacientes completaron un seguimiento durante un promedio de más de 33 meses.

Durante este período, se registraron eventos cardiovasculares como infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares o muertes por cualquier causa. Se observó una incidencia significativamente mayor de estos eventos en pacientes con presencia de microplásticos y nanoplásticos en sus placas de ateroma, con un hazard ratio de 4.53, lo que podía hacer indicar que los microplásticos y nanoplásticos son una amenaza para la salud cardiovascular.

Fuente: The New Journal of Medicine. Asociaciones entre la presencia de microplásticos y nanoplásticos y eventos cardiovasculares.
Los microplásticos y nanoplásticos son una amenaza para la salud cardiovascular.

Fuente: The New Journal of Medicine. Asociaciones entre la presencia de microplásticos y nanoplásticos y eventos cardiovasculares. Los microplásticos y nanoplásticos son una amenaza para la salud cardiovascular.

Procesos inflamatorios 

Además, se identificó una asociación entre la presencia de estos materiales y la activación de marcadores inflamatorios, así como la infiltración de linfocitos y macrófagos en el tejido cardiovascular, indicando la inducción de procesos inflamatorios.

En resumen, los hallazgos de este estudio sugieren que los microplásticos y nanoplásticos podrían representar un factor de riesgo directo para la salud cardiovascular y la mortalidad, confirmando la teoría de que los microplásticos y nanoplásticos son una amenaza para la salud cardiovascular.

No obstante, se requieren estudios adicionales para validar estos resultados y comprender mejor los mecanismos subyacentes. En última instancia, la gestión y reducción de la exposición a estos contaminantes plásticos podrían desempeñar un papel crucial en la prevención de enfermedades cardiovasculares relacionadas.

Este estudio sugieren que los los microplásticos y nanoplásticos son una amenaza para la salud cardiovascular y la mortalidad. No obstante, se requieren estudios adicionales para validar estos resultados.

Fuente: The New Journal of Medicine. Análisis por microscopía electrónica de placa de ateroma.
Los microplásticos y nanoplásticos son una amenaza para la salud cardiovascular.

Fuente: The New Journal of Medicine. Análisis por microscopía electrónica de placa de ateroma. Los microplásticos y nanoplásticos son una amenaza para la salud cardiovascular.

ENTREVISTA A RAFFAELE MARFELLA

RAFFAELE MARFELLA

Doctor e investigador.
Profesor titular de Medicina Interna y director del Departamento de Ciencias Médicas y Quirúrgicas de la Universidad de Campania Luigi Vanvitelli, Nápoles (Italia). Co-autor de la investigación: "Microplastics and Nanoplastics in Atheromas and Cardiovascular Events"

Stop Plástico entrevistó al director del estudio, Dr. Raffaele Marfella, quién asegura haberse sorprendido con la presencia de plástico en las placas ateroscleróticas humanas, lo que asegura es muy preocupante por el probable efecto sobre la salud cardiovascular.

La esperanza del Dr. Marfella es que una vez terminado el estudio, este sea un mensaje de alarma para que los gobiernos tomen conciencia de la importancia de la salud de nuestro planeta.

Raffaele Marfella trabaja actualmente como profesor titular de Medicina Interna y director del Departamento de Ciencias Médicas y Quirúrgicas de la Universidad de Campania Luigi Vanvitelli, Nápoles, Italia.

Sus intereses de investigación incluyen la cardiología, hipertensión, diabetes, resistencia a la insulina, metabolismo, aterosclerosis, metabolismo de la glucosa, nutrición, enfermedades metabólicas, presión arterial y fibrilación auricular.

Una actividad, basada en una consolidada experiencia en investigación clínica y de laboratorio, una contribución individual constantemente impulsora y que está documentada en más de 278 publicaciones.

1. ¿Cómo surgió la idea de buscar micro y nanoplásticos en relación con las enfermedades cardiovasculares?

El interés proviene de nuestra experiencia en el estudio de la aterosclerosis. En concreto, el aumento de eventos cardiovasculares en pacientes sin factores de riesgo, o en un grado mínimo, esto nos llevó a considerar y buscar otras condiciones que pudieran influir en la progresión de la aterosclerosis y, por tanto, de los eventos cardiovasculares. En este contexto, la contaminación, especialmente la enorme cantidad de plástico que tenemos en nuestro planeta. Entonces, primero nos preguntamos si el plástico, en forma de micro o nanoplásticos, también podría degradar nuestras arterias y si la presencia de un material biológicamente inerte podría alterar la salud de nuestros vasos.

2. ¿Cuántos profesionales participan en esta investigación y cómo se lleva a cabo algo tan complejo?

El estudio es muy complejo porque la detección de microplásticos en tejidos humanos que requiere varias habilidades:

  • Biomédica, para lograr que los ambientes de trabajo estén libres de plástico.
  • Cirugía, para extraer muestras de tejido apropiadas para la evaluación de las plásticas.
  • Bioquímica, que debe evaluar los aspectos moleculares de la placa.
  • Química, que detecta plásticos en el tejido.
  • Patología, que visualiza plásticos en el tejido.
  • Personal médico que sigue clínicamente a los pacientes y evalúa los eventos cardiovasculares.

3. ¿Qué métodos utilizaron para detectar micro y nanoplásticos en arterias y placas?

Tres métodos estandarizados:

  • Pirólisis-cromatografía de gases-espectrometría de masas: es una técnica en la que previamente a la introducción de las muestras en el cromatógrafo, estas son sometidas a una degradación térmica en ausencia de oxígeno.
  • Análisis de isótopos estables: Este se realiza en forma de moléculas gaseosas, que son introducidas en el espectrómetro de masas. Por lo que se requiere siempre de un proceso analítico previo que transforme la materia a analizar en moléculas gaseosas.
  • Microscopía electrónica: Usa electrones en lugar de fotones o luz visible para formar imágenes de objetos diminutos

4. ¿Cómo llegan los micro y nanoplásticos en las arterias y las placas?

Probablemente se ingiere, se inhala o se absorbe a través de la piel o de las 3 vías juntas.

5. Hasta el momento, ¿qué es lo más sorprendente de la investigación?

La presencia de plástico en las placas ateroscleróticas humanas es sorprendente. Desafortunadamente, la contaminación plástica de los tejidos humanos no es única, sino que está muy extendida. Es preocupante su probable efecto sobre la salud cardiovascular.

6. ¿Cómo podemos evitar esta contaminación plástica en nuestro cuerpo?

Las personas debemos tomar conciencia de los riesgos que estamos tomando con nuestro estilo de vida. Cada uno de nosotros, a pequeña escala, podría empezar a utilizar menos plástico y orientar nuestras elecciones diarias hacia otros materiales.

7. ¿Cuáles son los beneficios y cómo influirá en la salud de las personas una vez finalizado el estudio, si se confirman todos los puntos de la investigación?

El mensaje de alarma de nuestro estudio aumentará la conciencia de los ciudadanos, especialmente de los gobiernos, para que finalmente tomen conciencia de la importancia de la salud de nuestro planeta. Por decirlo en un eslogan que pueda unir la necesidad de salud para los humanos y el planeta, sin plástico es saludable para el corazón y la tierra.

Dejar un comentario

5 × 1 =

* Al utilizar este formulario, acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web.

1 comentario

María Moreira 3 de mayo de 2024 - 21:49

Felicitaciones por la investigación periodística, Gustavo Villarrubia.

Responder