Inicio Información Detectadas por primera vez fibras plásticas en el aire de Zaragoza

Detectadas por primera vez fibras plásticas en el aire de Zaragoza

por StopPlástico

Un estudio de la Universidad de Zaragoza, presentado a mediados del año pasado, detecta la presencia de fibras plásticas, polietileno, tereftalato, poliamida y poliestireno, suspendidas en el aire de Zaragoza.

Estudio de la calidad del aire de Zaragoza

El estudio realizado por el Grupo de investigación Química y Medio Ambiente de la Universidad de Zaragoza ha detectado por primera vez la presencia de diversas fibras plásticas en el aire de Zaragoza, como polietileno, tereftalato, poliamida y poliestireno.

Fotografía del investigador Juan Buol Gracía durante la toma de muestras en la azotea de la Facultad de Ciencias de Zaragoza

Fotografía del investigador Juan Buol Gracía durante la toma de muestras en la azotea de la Facultad de Ciencias de Zaragoza

Las muestras de aerosoles fueron recolectadas en la azotea de la Facultad de Ciencias (Campus San Francisco) durante el invierno y primavera del año 2022.

Los aerosoles de Zaragoza

El estudio constató que todos los aerosoles se encontraban dentro de los límites legales establecidos en la normativa europea. Con una presencia predominante de aerosoles de origen natural (Al, Ca,Mg, Fe, etc.) y también de origen antropogénico (holín, Pb, Zn, Sn, etc.). Pero el estudio encontró por primera vez en el aire de Zaragoza la presencia de diversas fibras plásticas suspendidas en el aire.

“Aunque el aire de nuestra ciudad es relativamente limpio, tal como se desprende de los controles medioambientales del Gobierno de Aragón y Ayuntamiento de Zaragoza, queremos reflexionar en que existe, un gran acúmulo de bolsas de plástico en zonas muy concretas de nuestra ciudad, que posteriormente se convertirán en microplásticos, que respiraremos o que viajarán a largas distancias para contaminar otras zonas”, señala Jesús Anzano, investigador principal del Grupo Química y Medio Ambiente. “Si bien es cierto que, el cierzo limpia Zaragoza, a su vez, permite recibir otros contaminantes que respiramos, con las graves consecuencias que ello implica. Debemos ser conscientes de que una bolsa de plástico que echamos al aire va a tener consecuencias muy graves para nuestro planeta”.

Contaminación atmosférica del aire de Zaragoza

Este estudio profundiza en el conocimiento de la contaminación atmosférica estacional en la ciudad de Zaragoza y de sus posibles fuentes de origen.

Grafica Contaminación atmosférica estacional en la ciudad de Zaragoza

Grafica Contaminación atmosférica estacional en la ciudad de Zaragoza

Es importante aumentar la conciencia ciudadana sobre el aire que respiramos y los resultados obtenidos deberían ser relevantes para las administraciones a la hora de tomar medidas destinadas a reducir la contaminación del aire.

Panel indicador calidad aire Plaza Justicia (Zaragoza)

Panel indicador calidad aire Plaza Justicia (Zaragoza)

Entre los usos principales de los materiales de las fibras detectadas destacan los empleados para la fabricación de bolsas de plástico (polietileno), los de la fabricación de envases de bebidas (tereftalato), los de las elaboraciones de hilos o filamentos (poliamida) y los utilizados en aislamientos térmicos y acústicos o para la protección de objetos frágiles (poliestireno).

Fotografías con fibras de naturaleza plástica. En su mayoría se tratan de poliésteres (PET entre otros), como el que aparece en la imagen (A); o poliamidas, como la que se puede observar en la fotografía (B). Aunque también se han encontrado otros tipos de plásticos como poliestireno.

Fotografías con fibras de naturaleza plástica. En su mayoría se tratan de poliésteres (PET entre otros), como el que aparece en la imagen (A); o poliamidas, como la que se puede observar en la fotografía (B). Aunque también se han encontrado otros tipos de plásticos como poliestireno.

Toda una reflexión para pensar de cómo nos deshacemos de nuestros residuos en general.

Por qué estudiar y conocer la composición de los aerosoles

Varios son los motivos para su estudio, uno de los principales es que la respiración es nuestra primera fuente de energía. Podemos estar varios días sin comer, beber o dormir, pero sin respirar apenas unos minutos, una persona normal puede estar un máximo de 2 a 3 minutos sin respirar y la calidad del aire es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Otra es la de ofrecer a los gestores y a la sociedad la implementación de una herramienta fundamental para el análisis de la calidad del aire, dada la muy variada composición química de los aerosoles.

Efectos medioambientales de los aerosoles

De entre los efectos medioambientales de los aerosoles, hay que destacar su influencia directa sobre la temperatura global.

Dependiendo de su composición puede contribuir a reducir o a aumentar la temperatura de la superficie terrestre, en función de si el aerosoles es rico en materia mineral o si está compuesto de especies basadas en el carbono.

Además los aerosoles son fundamentales en la formación de las nubes.

Efectos perjudiciales de los aerosoles

De los efectos más conocidos es la lluvia ácida, fenómeno que se produce cuando los aerosoles ricos en azufre reaccionan con el agua y generan ácido sulfúrico.
Esta lluvia altera los ecosistemas afectando a la descomposición de la biomasa la cual puede afectar a la productividad y calidad de las plantaciones agrícolas.

Efectos de los aerosoles sobre la flora

Los aerosoles, en general, favorecen la fotosíntesis, pero en función de la concentración y de su composición pueden causar el efecto contrario, produciendo efectos negativos sobre la vegetación y alterando su crecimiento normal.

Impacto de los aerosoles sobre la salud humana

Cada vez son más los estudios que concluyen con una relación directa entre la morfología y la composición de un aerosol y la salud humana.

Dichos estudios indican que existe una relación entre la calidad del aire y los impactos en nuestro organismo.

La mala calidad del aire puede agravar o producir enfermedades respiratorias, como la inflamación pulmonar.

Se está estudiando cómo la composición de un aerosol y su toxicidad afectan a nuestro organismo, pero debido a la gran complejidad de la composición y de las interacciones entre los diferente materiales no ha sido posible concretar sus afecciones a la salud humana, pero lamentablemente todo parece indicar de que si afectan negativamente en nuestro organismo.

ENTREVISTA REALIZADA A JESÚS ANZANO Y A JUAN BUIL

JESÚS MANUEL ANZANO LACARTE, realizó su doctorado en la Universidad de Zaragoza y su formación postdoctoral en espectroscopía láser en la Universidad de Florida, EE.UU. Sus líneas actuales de investigación se centran en la caracterización de materiales mediante técnicas láser en arqueología, paleontología, clínica, medioambiente, alimentos e industria utilizando herramientas quimioméricas.

JUAN BUIL GARCÍA, alumno en la Universidad de Zaragoza en el departamento de Química Analítica, autor del Trabajo Fin de Grado " Caracterización de aerosoles atmosféricos en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza"

El estudio sobre caracterización de aerosoles atmosféricos del aire de Zaragoza continúa con el que comenzaron en Islas Livingston y Decepción donde junto con el grupo de Química Láser de la Universidad Complutense de Madrid, y el grupo IBeA de la Universidad del País Vasco fueron pioneros en detectar la presencia de microplásticos en la Antártida. ¿Qué resultados esperaban obtener en una ciudad como la muestra en cuanto a la contaminación por microplásticos?

En el estudio solo pretendíamos caracterizar el material particulado, en ningún momento quisimos detectar estos microplásticos. Sin embargo, viendo los resultados de estudios similares en otras ciudades europeas no nos sorprendió demasiado detectarlos, aunque esperábamos no hacerlo.

En su estudio constatan que los parámetros de los aerosoles se encontraban dentro de los límites legales establecidos en la normativa europea y hacen referencia al Real Decreto 102/2011, de 28 de enero, relativo a la mejora de la calidad del aire. ¿Están contempladas en esas normativas materiales como los detectados en su estudio?

Este decreto establece límites para un gran número de contaminantes atmosféricos, por ejemplo el material particulado, la concentraciones de metales pesados o de compuestos aromáticos o de otros gases como el ozono. En nuestro caso concreto tomamos como referencia los valores límites diarios y anuales de PM10, es decir material particulado de un tamaño inferior a 10 micras.
Respecto a los plásticos detectados en España, a día de hoy, no hay una normativa que regule directamente la concentración de microplásticos en la atmósfera. Es más, organismos internacionales como la OMS únicamente han fomentado a reducir la producción de estos contaminantes pero no han marcado un límite, como sí han hecho con otros.

Los humanos inspiramos y espiramos entre cinco y seis litros de aire por minuto y por tanto en 24 horas una persona respira entre 7.200 y 8.600 litros. Si se consideran respirables, elementos que por su tamaño son capaces de llegar y quedarse en los alvéolos, las fibras que tienen un diámetro inferior a 3 µm, ¿han encontrado fibras plásticas por debajo de esos valores?

Las fibras que encontramos eran bastante largas, de varios cientos de micras, y aunque sus diámetros eran inferiores a diez micras, ya que de otra forma no hubiera atravesado los filtros de PM10.

Las muestras de aerosoles para dicho estudio fueron recolectadas en filtros de fibra de cuarzo mediante un captador de bajo volumen localizado en la azotea de la Facultad de Ciencias (Campus San Francisco) ¿De qué concentración de micro y nano plásticos en aire podemos estar hablando?

No podríamos dar un dato verídico, ya que la detección de estos plásticos fue “accidental”. Solo podemos suponer que hay una mayor concentración de estas fibras durante la primavera. Recordemos que el muestreo se llevó a cabo durante 34 días, 18 en enero y 16 en primavera; y que durante el invierno solo se encontraron plásticos en dos días mientras que en primavera en 6.

Por un lado, se estima que existen más de 350.000 sustancias químicas y mezclas de las que apenas se han estudiado los efectos para la salud humana de una pequeñísima cantidad, sabemos de la capacidad de absorción de productos químicos por parte de los plásticos, donde el polietileno, uno de los plásticos detectados en el estudio, es capaz de acumular más contaminantes orgánicos que otros plásticos. Y por otra, partiendo de estudios que confirman el hallazgo de micro y nano plásticos en el interior del cuerpo humano incluido en el sistema respiratorio. ¿Debemos de preocuparnos por este efecto acumulativo que presentan los materiales plásticos ante los diferentes productos químicos que se encuentran en suspensión en el aire que respiramos?

La evidencia científica sugiere que los microplásticos pueden ingresar a las vías respiratorias y desencadenar respuestas inflamatorias o irritativas. Si bien existen indicios de que podrían causar otras dolencias, aún no se ha confirmado nada. Hay que comprender que la investigación sobre los microplásticos y su impacto en la salud humana es relativamente reciente, lo que ha limitado la comprensión de sus efectos a largo plazo.

Según sus propias palabras, el cierzo limpia Zaragoza, pero a su vez, permite recibir otros contaminantes que respiramos, con las graves consecuencias que ello implica ¿Ha permitido el estudio determinar las fuentes de contaminación por aerosoles que llegan a nuestra capital?

No, señalar una fuente de estos micro plásticos con tan poca información como de la que disponemos hasta este momento sería poco responsable por nuestra parte.

Zaragoza no escapa a la presencia de diversas fibras plásticas suspendidas en el aire como pasa ya en numerosas ciudades en todo el mundo. El modo en el que tratamos los residuos en nuestra capital tampoco es un ejemplo a seguir. Importamos de manera legal e ilegal gran cantidad de residuos de otras comunidades e incluso de otros países que sin apenas tratamiento enterramos en nuestros vertederos. ¿Se tiene previsto prolongar este tipo de estudio en otras poblaciones “aguas abajo barridas por el Cierzo” para poder comprobar como la generación de micro y nano plásticos generados en una gran capital como es Zaragoza impacta y en qué cuantía en otras poblaciones más allá de la capital?

De momento hemos preferido continuar la investigación realizando análisis medioambientales completos en áreas del Pirineo, como el valle de Tena. Aunque no descartamos en un futuro retomar esta línea en la zona del valle del Ebro.

Dejar un comentario

14 + dieciseis =

* Al utilizar este formulario, acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web.