Inicio Información Microplásticos en las verduras

Microplásticos en las verduras

por StopPlástico

La primera evidencia de microplásticos en microecosistemas de agua dulce formados por plantas

La investigación sobre la contaminación por microplásticos durante la última década se ha venido centrando en mares, océanos y ecosistemas acuáticos.

Pero en los últimos años la ciencia ha empezado a estudiar los efectos de los mismos en los medios terrestres.

Dependiendo del tipo de plástico, esté puede afectar de manera diferente a las plantas.

Según Fernando Valladares, doctor en Ciencias Biológicas.

Los microplásticos en el suelo alteran procesos clave en la relación planta-suelo, inmovilizan importantes nutrientes que dejan de estar disponibles para las plantas, llegan a disminuir la producción primaria, e incluso impactan la composición y la dinámica de las comunidades vegetales. Los plásticos más finos (nanoplásticos) son tóxicos para las raíces y para los microorganismos del suelo.”

En un interesante artículo de la revista Muy Interesante el colaborador Vary (Álvaro Bayón), doctor en biología y especializado en especies invasoras comenta:

Las plantas pueden verse afectadas gravemente por la presencia de microplásticos. En general, los efectos que pueden sufrir están relacionados con los cambios en la estructura del suelo, la inmovilización de los nutrientes y los efectos en las comunidades microbianas del suelo, eventos todos ellos que pueden reducir el correcto crecimiento de la planta. No obstante, algunos microplásticos pueden migrar a las plantas a través de las raíces y actuar en términos de toxicidad.”

Muy Interesante - Esquema de entrada de microplásticos a una planta (Yu et al., 2021)

Muy Interesante – Esquema de entrada de microplásticos a una planta (Yu et al., 2021)

Como resultado de estos procesos, en general los microplásticos causan que las plantas generen frutas y verduras más pequeñas, reduzcan las capacidad de absorción de las raíces y el incremento del estrés oxidativo, que acelera la descomposición de la clorofila y reduce la fotosíntesis.

¡Las frutas y verduras que consumimos pueden contener plástico!

Ya se sabía que los alimentos más contaminados son los pescados y mariscos y las bebidas, pero ahora también se empieza a descubrir la presencia de microplásticos en otros alimentos.

Comienzan a ser muchos los estudios científicos que se están empezando a publicar datos sobre esta problemática.

Según la Universidad de Zhejiang, China, han permitido comprobar la existencia de partículas de plástico en numerosas verduras analizadas.

“Se han observado partículas de microplásticos en tejidos de lechuga, trigo, cebolleta, ajo, zanahoria y maíz, entre otros productos.”

Otros estudios coordinados desde la Universidad de Concepción (UdeC, Chile) han evaluado la potencial absorción de microplásticos en vegetales.

La acumulación de microplásticos en las raíces es preocupante.

“En muchas especies cultivadas se consume la raíz y otros órganos subterráneos, como la zanahoria o la patata. Por otro lado, en algunos países se fomenta el cultivo hidropónico de maíz y otros cereales como forraje verde para animales. El problema es que del forraje hidropónico se consume todo, incluso las raíces, lo que aumentaría la exposición del ganado al microplástico”, puntualiza Juan Pedro Ferrio.

En su último artículo publicado de Joan Lluís Ferrer explica cómo es posible encontrar microplásticos en las hojas de las plantas.

BioRisk - Fibra microplástica y fragmentos de una muestra de fitotelmas.

BioRisk- Fibra microplástica y fragmentos de una muestra de fitotelmas.

Se han descubierto fragmentos en el agua acumulada junto al tallo de una especie vegetal, que habrían llegado allí posiblemente a través del aire.

BioRisk - Depósitos acuáticos donde se han hallado los microplásticos.

BioRisk – Depósitos acuáticos donde se han hallado los microplásticos.

“Investigadores de la Universidad de Presov, en Eslovaquia, se encontraban estudiando los organismos que viven en pequeñas acumulaciones de agua que se forman en las axilas de las hojas de cardo cuando descubrieron que, aparte de dichos organismos, esa agua contenía también pequeños fragmentos de plástico.”

Se encontraron fragmentos y fibras de diferentes colores, algunos de hasta 2,4 milímetros de longitud, que terminaron siendo identificados como microplásticos, no encontraron otras fuentes de contaminantes en el área estudiada, concluyeron que lo más probable es que los fragmentos y fibras detectados puedan proceder de una atmósfera contaminada o que quizás puedan llegar a través de otros animales como pudieran ser caracoles, según señalan en el artículo publicado en la revista BioRisk.

BioRisk - Micropartículas en excremento de caracol.

BioRisk – Micropartículas en excremento de caracol.

“El primer hallazgo de microplásticos en pequeños depósitos de agua creados recientemente por plantas es una prueba más de que la contaminación de este tipo se propaga a través de varias vías y probablemente ningún entorno de la Tierra sea seguro, lo que, evidentemente, hace que nuestro descubrimiento sea bastante desalentador, señalaron Katarína Fogašová, Peter Manko y Jozef Obona de la Universidad de Prešov.

Dejar un comentario

5 + 19 =

* Al utilizar este formulario, acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web.