Inicio Sensibilización Investigación revela impactantes cantidades de microplásticos que “llueven” sobre las ciudades más pobladas de España

Investigación revela impactantes cantidades de microplásticos que “llueven” sobre las ciudades más pobladas de España

por Gustavo Villarrubia

Un estudio publicado recientemente en la revista científica Science Of The Total Environment *1 con la colaboración de doce entidades de investigación que forman parte de la red española de Investigación de Residuos Plásticos en el Medio Ambiente (EnviroPlaNet). Por primera vez cuantificó la cantidad de plástico que a modo de una lluvia silenciosa esta contaminando España de Norte a Sur y de Este a Oeste.

Tomando 10 importantes ciudades a lo largo y ancho del territorio español, el estudio pudo determinar y cuantificar como el microplástico se encuentra en mayor densidad en las ciudades industriales y más pobladas. Con este estudio se pudo comprobar algo que se sospechaba, pero que hasta ahora no se tenía tal evidencia. El microplástico se encuentra en todos los ecosistemas y en todos los ambientes de nuestra vida cotidiana.

Por lo que nos deja claro que hoy nada ni nadie esta libre de la contaminación de los microplásticos.

La importancia principal de este estudio, fue demostrar de manera documental, que el microplástico se encuentra “flotando” en el medio atmosférico, en el aire. Si, el mismo aire que respiramos.

Hasta este estudio, el medio atmosférico por su complejidad había sido el menos investigado, lo que llevó a estos investigadores a crear un sistema para colectar del aire los microplásticos y así poder medir su contaminación. Esta medición se hizo en las siguientes ciudades: Madrid zonas de Moncloa y central, Vigo, Pamplona, Barcelona, Alcalá de Henares, Molina de Segura, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria,  donde se pudo establecer cifras concretas del grado de contaminación.

Para este estudio se distribuyeron colectores de metal  que se mantuvieron expuestos durante meses a lo largo de las cuatro estaciones del año. Para después tomar muestras en esos colectores y de ahí medir las partículas que cada uno había recogido. Con eso, se logró precisar la  cantidad plástico depositado en cada momento y localización. Observándose los valores más altos en áreas densamente pobladas como Barcelona y Madrid

Gráfica donde se ve los depósitos de microplásticos en las principales ciudades de España

Gráfica donde se ve los depósitos de microplásticos en las principales ciudades de España

*1 (https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0048969723055481)

Para traer lo más importante del estudio a nuestros lectores, entrevistamos aquí a uno de sus investigadores, quién nos explica de un modo más coloquial y menos científico para entender que son y qué efecto tiene el microplástico en nuestras vidas.

Carlos Edo Cuesta, biólogo, doctor en Hidrología y Gestión de los recursos hídricos

Carlos Edo Cuesta, biólogo, doctor en Hidrología y Gestión de los recursos hídricos

Carlos Edo Cuesta es biólogo, tiene 32 años, doctor en Hidrología y Gestión de los recursos hídricos por la Universidad de Alcalá. Ha realizado su tesis doctoral sobre la presencia de microplásticos en distintos ecosistemas, y tiene experiencia en la investigación en los medios acuáticos. Participa activamente en EnviroPlaNet (https://enviroplanet.web.uah.es/), formando parte de una red con más de diez grupos de investigación españoles y otras entidades, todos enfocados en abordar problemas relacionados con la contaminación por plástico.

1.- ¿Qué son los microplásticos y los nanoplásticos y dónde se encuentran? 

Los microplásticos y nanoplásticos son fragmentos diminutos de plástico que provienen de la degradación de productos plásticos más grandes o que son liberados directamente en ese tamaño en el medio ambiente. Ahora estamos viendo noticias sobre ellos en muchos medios de comunicación, sobre todo de los microplásticos. La diferencia que existe entre los dos es el tamaño, el microplástico, que en su rango inferior alcanza una milésima parte de un milímetro, esto es entre 50-100 veces más pequeño que un pelo humano. Por debajo de ese tamaño, nos encontramos el nanoplástico, este último ya a tamaño celular.

Con respecto a dónde se encuentran, los microplásticos se han encontrado prácticamente en todas partes ya, desde los océanos a los ríos, en los suelos e incluso en el aire que respiramos. Esto ha generado creciente preocupación y ahora estamos intentando ver qué pasa con los nanoplásticos, mucho más difíciles de detectar.

2.- ¿Qué  daño pueden producir en nuestro medio ambiente, y a la salud de las personas? 

La variedad de problemas va desde el simple daño estético, nos molesta ver todo lleno de basura hasta los conocidos daños mecánicos, la ingestión por parte de los propios animales o directamente la entrada en la cadena trófica, donde se van acumulando hasta animales superiores.

Algo que hay que recalcar es que, durante muchos años, el plástico, se ha considerado inerte, y ahora sabemos que esto no es así, cuando entran en el medio ambiente, se degradan, envejecen, y si, se vuelven más pequeños, pero a la vez liberan los componentes de su receta, compuestos químicos cuyos efectos estamos investigando. Además, con ello va la generación de nanoplásticos que pueden afectar de manera diferente a la de los microplásticos.

Si me preguntas por las personas, pues claramente estamos ya viendo evidencias del peligro de las acumulaciones en la cadena trófica, por ejemplo, la llegada de material con los moluscos filtradores de nuestra dieta, o con algunos peces. Con trabajos como este que hemos presentado, y otras evidencias que ya existían empezamos a confirmar que además respiramos plástico, y hay acumulación en algunas partes de nuestros pulmones, ¿Qué pasa ahí dentro? Pues estamos trabajando para saberlo, pero está relacionado con lo que he explicado antes, compuestos químicos y sus reacciones en el cuerpo, inflamación, estrés celular, potencial generación de tumores y otras enfermedades respiratorias.

3.-¿Cómo viajan en el aire esas micropartículas, y que dicen las investigaciones respecto a los efectos en la vida cotidiana? 

Tal y como contamos en nuestro trabajo, que está relacionado con el depósito de microplásticos desde la atmósfera, hasta el día de hoy la mayoría de trabajos sobre microplásticos se han centrado en el medio acuático principalmente y ahora esta saltando tanto a suelos como la atmósfera, por lo que la información disponible es más escasa.

Nuestro grupo de la Universidad de Alcalá y la Universidad Autónoma de Madrid, en una investigación anterior, consiguió detectar plástico a gran altitud, en concreto volando con aviones del INTA. Estamos hablando de muestrear a 1.500 y 2.500 metros y allí estaban, ahora con este sabemos que esas que están ahí arriba, acaban cayendo, el mecanismo de transporte, pues todavía se nos escapa, son partículas tan pequeñas que su trazabilidad es muy complicada.

Sin embargo, sabiendo el posible origen, que se suele pensar en el desgaste de materiales, de neumáticos, de la ropa sintética o de otros procesos industriales; pues sabemos que generan unos residuos que pueden ser llevados por el viento y llegar hasta esas localizaciones. Probablemente en los próximos tiempos hablaremos de corrientes de viento, de densidad y de aerodinámica, básicamente las mismas características que usamos con el control de otras partículas presentes en el aire.

En cuanto a los efectos, en principio las concentraciones no son mucho más altas que otras partículas que se vigilan, el problema es que estos materiales son bastante persistentes y se acumulan. En el peor de los escenarios, como por ejemplo casos descritos en fábricas textiles, pues entre sus trabajadores ha habido aparición de enfermedades como el asma y situaciones peores como cáncer o enfermedades de carácter crónico. Creemos que hay que estar atentos.

4.- A parte del aire, que pasa con estas micropartículas, cuando llegan a un ambiente de agua, ¿Cómo son los ríos y los mares? 

Carlos Edo y Miguel-González Pleiter realizando trabajo de campo

Carlos Edo y Miguel-González Pleiter realizando trabajo de campo

En estos medios, una vez entran se comportan de manera diferente a la del aire. Los plásticos tienen unas propiedades, algunas como la densidad resultan vitales y tanto en ríos como en mares, flotan o se hunden dependiendo de sus propiedades. Si flotan pueden recorrer miles de kilómetros, servir de vehículo para bacterias, hongos, virus; fijar contaminantes que haya disueltos y con ello llevar problemas a otros sitios o incluso transmitir enfermedades si son ingeridos. Podemos visualizar esas islas de plásticos. Si por el contrario se hunden, el problema puede afectar a los animales del fondo de ríos o de mares. También puede ser que una vez hundidos, el medio actúa de sumidero, se queda enterrado y permanecer inerte. El problema está en que debido a la relativa corta historia de los plásticos no sabemos qué pasa con ellos a largo plazo.

5.- ¿Qué se está haciendo desde la investigación científica para contrarrestar esta contaminación? 

Desde la ciencia, se colabora muy activamente con ONGs y otras asociaciones ayudando a la concienciación en materia de residuos, uno, sino de los, el más importante de las medidas a controlar para solucionar el problema. Nosotros por ejemplo desde la Red EnviroPlaNet entre otras, colaboramos con asociaciones como las de Vertidos Cero, la Asociación Española de Basuras Marinas o con la asociación Hombre y Territorio. Por otra parte, además de en los residuos, la investigación científica ahora está centrada en la mejora y desarrollo de nuevos materiales, mucho más verdes e incluso biodegradables que contrarresten la huella de carbono y reduzca la carga de residuos en el medio ambiente. Por otra parte, en el ámbito más político, mediante estos estudios de detección como el que presentamos, se generan bases de datos, que con las que a largo plazo ayudan a la toma de decisiones y la generación de legislaciones pertinentes.

6.- Cuando uno más investiga estos temas, lee y escucha a los expertos, nos encontramos con un panorama sin salida. ¿Cuáles son las medidas que desde la academia se aconsejan para parar con la contaminación de plásticos?, ¿Es tan desalentador el futuro para las futuras generaciones si seguimos contaminando a esos niveles? 

Me gusta esta pregunta, porque hasta yo me lo he preguntado muchas veces.

Lo que puedo decir es que desde la ciencia simplemente se trata de contar lo que está ocurriendo, en este momento y con los medios que tenemos ahora. Y siempre, al menos yo lo intento, y llevo unas pocas horas viendo lo que pasa en nuestros ecosistemas, se intenta dar un punto de vista objetivo para no causar pánico. El pánico nos aleja de las soluciones. Vemos que esto pasa también con el cambio climático en general, la llamada eco-ansiedad. Hace poco leía a otro investigador que desde el punto de vista sociodemográfico decía que, si alguien es capaz de salir de las crisis e inventar soluciones, ese es el ser humano. Pues bien, en ese punto estamos ahora, nosotros decimos con la boca pequeña que hay que consumir menos plástico, pero sin duda se requiere una reflexión profunda y mucho trabajo por parte de las administraciones para poner el objetivo donde están los plásticos en uso y en cómo reducir los problemas asociados a su eliminación.

…nosotros decimos con la boca pequeña que hay que consumir menos plástico, pero sin duda se requiere una reflexión profunda y mucho trabajo por parte de las administraciones para poner el objetivo donde están los plásticos en uso y en cómo reducir los problemas asociados a su eliminación.

Por darte datos, se sabe que casi un 45% del plástico que se usa a nivel global es envoltorio, busquemos una solución para su gestión y casi con eso tenemos casi la mitad. Igual los materiales de nueva generación nos ayudan. Otro ejemplo son los textiles, nuestra ropa, la moda se renueva cada 6 meses, esto a nivel uso de plástico es tremendo. Hagamos algo al respecto por cambiar nuestros hábitos y el mercado de la moda exigirá menos plástico. Esto solo son algunos ejemplos. Los plásticos no se van a ir, nos hacen la vida más fácil y moderna, es nuestro deber gestionarlos adecuadamente. Estamos en el momento en que nuestras decisiones van a comprometer a las generaciones que vienen.

…los textiles, nuestra ropa, la moda se renueva cada 6 meses, esto a nivel uso de plástico es tremendo. Hagamos algo al respecto por cambiar nuestros hábitos y el mercado de la moda exigirá menos plástico.

9.- Se habla mucho de los microplásticos en Mares y Océanos, pero la investigación que ustedes realizaron nos trae tristes novedades: El Micro Plástico está en las ciudades con nosotros. Si nos puedes contar cómo se realizó esta investigación y las principales conclusiones.

En un trabajo publicado recientemente en la revista científica Scienceofthe Total Environment, hemos cuantificado por primera vez la cantidad de plástico que se deposita desde el aire en distintas localizaciones del territorio español, incluyendo Madrid, Vigo, Pamplona, Barcelona, Alcalá de Henares, Molina de Segura, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria.

Nos gustaría destacar que este estudio no hubiera sido posible sin la colaboración de un total de doce entidades de investigación españolas que forman parte de la Red de Investigación de Residuos Plásticos en el Medio Ambiente, conocida como EnviroPlaNet.

Nuestro objetivo principal era establecer con precisión el alcance de esta contaminación en estas áreas, ya que las cifras concretas eran esencialmente desconocidas hasta ahora.

Iniciamos nuestro estudio colocando colectores de metal en diversas áreas del país durante las distintas estaciones del año para recolectar microplásticos. Después de analizar las muestras en el laboratorio, descubrimos que se depositan entre 5 y 100 microplásticos por metro cuadrado cada día. Las zonas con alta densidad poblacional o actividad industrial, como Madrid, Barcelona y Vigo, presentaron las tasas más elevadas. Sorprendentemente, la mayoría de estas partículas eran fibras finas, principalmente de poliéster, un material común en la producción textil. Para dar una perspectiva, esto equivaldría a que un millón de estas pequeñas partículas cayeran sobre la Puerta del Sol de Madrid diariamente. Esto se traduce en un peor escenario de hasta tres toneladas de plástico depositadas anualmente solo en el área metropolitana de Madrid, con cifras cercanas a media tonelada en ciudades como Barcelona o Vigo. Es un hallazgo alarmante que pone de manifiesto la magnitud de la contaminación por microplásticos en nuestras ciudades.

Sin duda, estamos muy orgullosos del trabajo conjunto realizado y esperamos que los resultados sirvan como base para futuras intervenciones y políticas relacionadas con la gestión de residuos plásticos en España.

 

Dejar un comentario

1 × 2 =

* Al utilizar este formulario, acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web.