Inicio Información Reciclar no es la solución

Reciclar no es la solución

por StopPlástico

Ecoembes nace en 1996 para cumplir la Ley 11/97 de Envases y Residuos de Envases. Una ley que nació con el objeto de prevenir y reducir el impacto sobre el medio ambiente de los envases y la gestión de este tipo de residuo incluyendo su selección, tratamiento y valorización al final de su vida útil. 

Ecoembes pretende que los ciudadanos creamos que son una entidad medioambiental sin ánimo de lucro que vela por el medio ambiente y hacernos sentir bien al reciclar, pensando que nosotros, con nuestra actitud estamos contribuyendo en la buena gestión del uso del plástico.

Pero, si todo esto es tan bonito ¿por qué se ve tanto envase y plástico abandonado por todas partes?

¿Por qué es necesario tantos anuncios en prensa, radio y televisión?, ¿pretenden contrarrestar la reciente campaña iniciada por Greenpeace?

El consejo de administración de Ecoembes está formado por las grandes empresas del sector de los envases y de la distribución, esta ONG es el principal actor del reciclaje de embalajes de usar y tirar en el país, suena un poco raro ¿no?, vende una imagen medioambiental que para las organizaciones ecologistas está muy lejos de la realidad.

Fuente: Greenpeace

Fuente: Greenpeace

Solo recuperan algunos tipos de envases, y no el 100% de los puestos en el mercado, el 21% de los envases puestos en circulación se pierden según los datos facilitados por la propia Ecoembes y a esto tenemos que añadir un 13% del resto de plásticos y materiales que por tamaño o tipo acaba en su mayoría en vertedero.

Fuente: Ecoembes
Fuente: Greenpeace

Existen dudas razonables sobre los datos reales de reciclado, donde y como acaban muchos de los mismos, así como la cantidad y calidad del material recuperado.

Además muchos de los envases por su complejidad o mezcla de materiales no hacen posible la recuperación total del mismo, como por ejemplo los tan usados bricks.

Se financian mayoritariamente con las aportaciones de las empresas adheridas. Éstas realizan una declaración de envases anual donde reflejan la cantidad y el material de los envases que ponen en el mercado y, dependiendo de estas variables, abonan una cantidad a Ecoembes en concepto de Punto Verde y ahí acaba la responsabilidad del productor.

Fuente: Informes anuales de Ecoembes. Elaboración Greenpeace

Todo a partir de aqui depende de nuestra voluntad como ciudadano, el retorno de los envases tras su uso al contenedor amarillo es cosa nuestra.

¿Significa esto que no tenemos que reciclar? NO, debemos seguir haciéndolo.

Pero tenemos que cambiar nuestro habitos, convirtiendo nuestro carro de la compra en la mejor herramienta para la reducción de la contaminación por plástico y no dejar la solución del problema en únicamente el reciclado.

Tenemos que forzar la máquina focalizando los esfuerzos en dos grandes líneas de trabajo.

Una gubernamental, como ya están intentando realizar alguna CCAA.

Garantizar la recuperación del 100% de los envases, complementando el sistema actual Sistema Integrado de Gestión (SIG) con otros, como pudiera ser el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR).

La otra está en nuestra mano al 100%

Un modelo basado en la reducción y reutilización.

Disminuir el consumo de plástico de un solo uso de nuestro carro de la compra, fomentando la reutilización de envases y la compra a granel.

El agua embotellada, el sobre envasado…, evitarlos es la clave para reducir la contaminación por plástico. Debemos forzar a las cadenas de supermercados en esta línea.

Si la Demanda cambia lo hará la Oferta.

RECICLAR NO ES LA SOLUCIÓN, pero recuerda que sin reciclaje NO hay solución.

Dejar un comentario

doce + 13 =

* Al utilizar este formulario, acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web.