Inicio Información Huertos urbanos, cómo una buena idea acaba no siéndolo tanto

Huertos urbanos, cómo una buena idea acaba no siéndolo tanto

por StopPlástico

La agricultura urbana está cambiando el paisaje de las ciudades donde pequeñas explotaciones agrarias nacen para satisfacer el autoconsumo de quien las explotan.

Estos huertos urbanos deberían ser modelos de sostenibilidad, de un cultivo ecológico a poder ser y sobre todo de productos autóctonos y de temporada.

Estos huertos pueden ser de titularidad pública o en algunos casos modelos de negocio para los propietarios de las tierras que las arriendan en pequeñas parcelas.

Pero el paso del tiempo va convirtiendo lo que a priori se ve como una buena idea en “otra cosa”.

La falta de regulación sobre este tipo de actividades acaba con que algunos de sus usuarios terminen construyendo pequeñas casetas de todo tipo, lleven y críen animales e incluso realicen almuerzos, comidas y fiestas en los propios huertos.

La normativa municipal permite el uso de sombreadores de tela y de invernaderos en los huertos, pero no permite ningún tipo de construcción.

Algunas de estas zonas de huertos urbanos están ubicadas muy cerca de los cauces de algún río, en zonas inundables donde en caso de crecida, los numerosos invernaderos, sombreadores y vallas podrían verse arrastrados por la fuerza de las aguas, contaminando aguas abajo e incluso llegando al mar en algunos de los casos.

Prevenir es curar.

Evitar que ante una avenida extraordinaria de alguno de los ríos de nuestra ciudad cientos de plásticos sean arrastrados por las aguas parecería tarea fácil.

Desde Stopplastico creemos que, además de no permitir la construcción de casetas en estas zonas inundables y no urbanizables, la normativa debería ir un poco más allá, e intentar regular el uso de materiales contaminantes en estas zonas, sobre todo para este tipo de actividades de uso particular.

A modo de ejemplo les presentamos una conocida zona de huertos urbanos muy próxima a un gran cauce, entre el río Ebro, la AP-68 y la Ronda Norte, los llamados Huertos del Ebro.

Es una zona donde la Administración ha intervenido este mismo año.

Los usuarios han seguido las indicaciones que se les han marcado, retirando las casetas y materiales no autorizados, pero los plásticos, vallas, sombreadores, invernaderos… , siguen allí.

Esperemos que ante esta próxima e inminente crecida del Ebro, todos esos materiales tras la vuelta a la normalidad de las aguas, permanezcan en el mismo lugar.

Localización del vertido

COMARCA CENTRAL - MIRALBUENO

Dejar un comentario

5 + 20 =

* Al utilizar este formulario, acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web.